7 consejos para mantener mi vehículo en perfectas condiciones este verano

Se nota el calor, el sol… ¡y pronto llegaran las ansiadas vacaciones de verano! Y, aunque con responsabilidad, todos tenemos ganas de disfrutarlas y desconectar, pero si estás pensando en viajar en coche te damos unos consejitos para cuidar tu vehículo en verano y no llevarnos ningún susto.

1. Aparcar en verano

Todos conocemos esa sensación de meternos en el coche si lo dejamos al sol, sentimos como un pollo asado en el horno. Tenemos que intentar evitar que alcance nuestro vehículo altas temperaturas.

Entre las opciones que tenemos es dejarlo a la sombra (si es posible) y sino al menos poner el parasol, así conseguiremos reducir bastante los grados de temperatura con respecto si no lo llevásemos.

Si el coche va a estar varios días parado, podríamos incluso optar por una funda.

Y si el coche ya parece un horno… os damos un súper truco: simplemente abrid la ventanilla en un lado, y abre y cierra la puerta en el otro lado 5 ó 6 veces. Rápidamente bajarán unos graditos en el interior del coche. El mejor truco para enfriar rápido un coche


2. Limpieza del coche

El coche también necesita refrescarse de vez en cuando y, como no lo podemos meter en la piscina con nosotros, podemos hacer una limpieza de forma más regular, algo que es beneficioso para la carrocería.

Al igual que las plantas, es mejor no lavarlo en las horas de más sol, ya que podrías conseguir el efecto contrario.

Otro aspecto a tener en cuenta es el incremento de mosquitos y bichos que se quedan pegados en nuestros cristales. No solo ensucian, sino que nos dificultan la visión. Antes de iniciar un viaje coge agua y un trapo… ¡y manos a la obra!

3. Temperatura del motor y el sol

El calor no le hace bien a nuestro coche, sobre todo al motor, ya que pierde rendimiento y hace que pierda potencia.

Tenemos que estar atentos al testigo que nos indica la temperatura del motor, ya que si este llega a la zona roja, algo no funciona correctamente y los más prudente es llevarlo a nuestro taller de confianza para que lo revisen.


4. Aire acondicionado

Otra avería muy común es el de aire acondicionado o sistema de climatización, algo imprescindible para sobrellevar el calor y el sol, sobre todo si tenemos planeado un viaje por carretera.

Lo mejor es hacer un buen uso de él y comprobar que está en buenas condiciones: comprobar los filtros, recargar el gas…

5. Neumáticos

Todos sabemos que en verano el asfalto alcanza temperaturas tan altas que casi podríamos freír un huevo en él, por lo que es de imaginar que los neumáticos también alcanzar mayor temperatura.

Siempre, durante todo el año, hay que revisar periódicamente la presión de las ruedas, pero en verano, por el calor del asfalto, si se lleva la presión más baja de su presión optima lo único que conseguirás es que tengas que cambiar las ruedas antes de lo debido, ya que se desgastan más.

6. Frenos

Se recomienda revisarlosos debido a que los frenos al rozar las pastillas contra el disco generan calor, y si le sumamos el calor del exterior puede alcanzar muy altas temperaturas.

Recomendamos una conducción poco agresiva para evitar frenazos e ir a una marcha adecuada a la velocidad.

7. Comprobar líquidos, limpiaparabrisas e iluminación

Es un procedimiento rápido que podemos hacer en casa, pero a veces nos olvidamos de él. Comprobar líquidos como el aceite, limpiaparabrisas, refrigerante y frenos.


Extra:

Si estas planeando un viaje, te recomendamos que compruebes que tienes las revisiones del coche al día, el seguro en vigor y sus coberturas y que llevas los elementos de seguridad obligatorios en caso de avería: rueda de repuesto, chaleco reflectante y triángulos o luz V-16.

De esta última tenemos un interesante artículo que puedes leer en nuestra página web.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *